Préstamos para abrir un negocio.

Al momento de entrar al mundo de los negocios, si no cuentas con un capital inicial o un ahorro previo, lo más seguro es solicitar un préstamo para abrir tu negocio, es en ese momento que te preguntaras. ¿Dónde puedo obtener el dinero? ¿Cuáles son los requisitos? Y la más importante puede ser relacionada con la cantidad de dinero que puedes pedir.

Todas estas respuestas te las vamos a responder a continuación en este artículo. Es por eso que te invitamos a que continúes leyendo para tener toda la información.

¿Dónde conseguir la financiación?

Dejando de lado la opción de obtener dinero con inversionistas, en este artículo vamos a destacar opciones de préstamos para tu negocio.

Al momento de buscar un préstamo para montar tu empresa, en el mercado puedes encontrarte con cuatro opciones principales.

Opción 1: Préstamos en un banco tradicional.

Opción 2: Solicitar un préstamo con garantía en un organismo público o una entidad financiera que trabaje con garantías.

Opción 3: Solicitar el dinero a un prestamista privado

Opción 4: Usar los sistemas crowdlending 

Vamos a ir analizando cada una de las opciones que puedes encontrar para solicitar un préstamo para tu emprendimiento. 

Opción 1: La banca tradicional

La primera opción que se nos pasa por la cabeza al momento de querer solicitar un préstamo para abrir un negocio es sin duda ir al banco tradicional con el que trabajamos siembre.

El principal objetivo de un banco es financiar de forma fácil y rápida las necesidades de todos sus clientes, pero un consejo que te damos en este blog es que no te limites y te quedes con tu banco principal, presenta tu proyecto de negocios en distintos bancos, con eso puedes hacer una comparación de precios, beneficios, cargos, etc. De esta manera puedes elegir el que más se adapte a tus necesidades.

Además de los bancos tradicionales, puedes sumarse las conocidas entidades de financiación, que son especializadas en brindar soluciones con productos con leasing o renting, también trabajan con préstamos con garantía de propiedad, vehículos o algún tipo de maquinaria.

¿Cuáles son los requisitos de un banco tradicional?

A continuación te dejamos los principales requisitos para solicitar un préstamo para abrir un negocio

  1. El banco tradicional siempre se va a asegurar de que si por algún motivo el préstamo se deja de pagar, puedan recuperar el monto préstamo
  2. Verifican siempre si tienes capacidad para pagar las cuotas del crédito en su totalidad.

El primer punto significa que el banco solicita cualquier tipo de garantía.

  • Se aseguran de que no estés en ningún fichero de morosos.
  • Si lo que quieres es un financiamiento para un activo fijo, es seguramente probable que el préstamo se otorgue con la garantía de dicho bien.
  • Si la idea de negocio no cuenta con un bien tangible que pueda garantizar y no cubra el valor del préstamo, entonces la entidad financiera te solicitara otro tipo de garantía, generalmente se hace con tu propiedad o con el aval de otra persona.

El segundo punto es un poco más difícil para proyectos nuevos, ya que los ingresos de tu negocio no se conocen aún.

  • Uno de los requisitos para solicitar un préstamo para tu negocio en un banco tradicional es un plan de empresa. Si ese plan está bien estructurado, ayuda a estimar lo que puede suceder en un futuro.
  • Un punto que no puedes dejar de tener en cuenta es que tu perfil como empresario o emprendedor sea adecuado al proyecto que vas a presentar.

¿Cuánto dinero te va a prestar la banca tradicional?

En este punto, la respuesta es muy difícil, la cantidad de dinero que te presten para tu negocio va a depender de varios factores que pueden influir.

  • La mayoría de los bancos por no decir todos, no te va a otorgar un préstamo para abrir tu negocio más que un determinado porcentaje del valor de los activos que presentes como garantía.
  • La capacidad que pueda tener tu negocio para generar ingresos en caja.
  • Puede pasar que la entidad te pida otros requisitos para otorgarte el préstamo o darte menos cantidad de dinero.

Generalmente los bancos tradicionales suelen prestar menos de lo que estás necesitando. Es por este motivo que tienes que buscar otros alternativas o fusionar entre dos bancos o entidades privadas.

Opción 2: Las sociedades de garantía recíproca

En caso de no contar con una garantía para presentarle al banco, pero el proyecto de negocio es muy bueno puedes usar la alternativa de una sociedad de garantía recíproca, que las puedes encontrar en las comunidades de autónomos, generalmente funcionan en conjunto con las consejerías que se encargan de promover proyectos de emprendedores. La función de estas garantías recíprocas te salen como aval para un préstamo para tu negocio.

¿Qué requisitos te van a pedir?

  • Una buena noticia al momento de buscar opciones para un crédito para tu proyecto de negocio es que no te pedirán garantías personales, de esta forma es más fácil acceder.
  • Hay requisitos relacionados al tipo de negocio, que se relacionan con la policía de emprendimiento de estas comunidades de autónomos.
  • Una buena noticia, es que no te piden garantías personales, y eso permite el acceso a la financiación a muchas más personas.
  • Sin embargo hay requisitos sobre el tipo de negocio, que suelen estar relacionados con la política de emprendimiento de la comunidad autónoma.
  • Por otro lado, los bancos tradicionales, te solicitarán un bien plan de empresa y que puedas demostrar el potencial de tu negocio, el tipo de perfil empresarial que tienes. La única diferencia es que te solicitaran una garantía.
  • Al avalarte una sociedad de garantías recíproca, luego tendrás que presentarte en el banco, pero no lo puedes hacer en cualquier banco, solo con los que trabajan la sociedad.

¿Cuánto dinero puedes tener mediante un préstamo garantizado?

Generalmente las SGR trabajan con pequeños montos, están pensados para proyectos con poca inversión. El monto máximo es determinados por la sociedad. Las cantidades suelen rondar entre los 20.000 y 50.000 euros, es una suma muy buena para muchos emprendedores que están iniciando su negocio.

Estos montos pueden variar dependiendo de la comunidad de autónomo y las políticas de cada una.

Opción 3: Prestamistas privados

Si no logras conseguir el préstamo para tu negocio utilizando los métodos tradicionales mencionados anteriormente puedes acudir a la opción de un prestamista privado, este puede ser un particular o una empresa.

¿Qué es un prestamista privado?

Se trata de particulares o empresas que se dedican que otorgar prestamos a través de un contrato privado y con una garantía de por medio. Esta modalidad de préstamos privados no están sujetos a la regularización financiera habitual.

  • Con este tipo de préstamos puedes obtener el dinero más rápido y sin tanto papeleo, ya que son más flexibles. También trabajan con personas que tengas un mal historial crediticio, como son las personas que están en el ASNEF o cualquier otro fichero de morosos.
  • Lo negativo de los préstamos privados es que los intereses suelen ser más altos. Y en caso de no pagar tu crédito utilizan técnicas no muy éticas para que pagues tus cuotas. Pero  no todos trabajan de la misma manera, hay prestamistas y empresas que trabajan de forma muy profesional.
CONSEJO: Antes de concretar la solicitud de un crédito para abrir tu negocio con un prestamista privado busca información relacionada con su reputación. También puedes acudir a los consejos de un abogado para que lea tu contrato. 

Condiciones de un prestamista privado

Un detalle que tienes que tener en cuenta es que el prestamista siempre está arriesgando a perder su dinero, es por eso que te pedirá una garantía de valor, generalmente es un inmueble que cubre mucho más que el valor del crédito para tu empresa. 

Los prestamistas privados suelen tener una tasa de interés más alta, entre un 10 y 20% anual. Esta modalidad de préstamos son el último recurso en caso de no obtener el crédito en un banco tradicional o de tener un mal historial crediticio.

¿Cuánto dinero te puede dar un prestamista privado?

La cantidad que te puede prestar un prestamista privado va a depender de muchos factores, pero seguramente sea un monto inferior al valor de la propiedad que presentes como garantía. 

Opción 4: El Crowdlending

Esta modalidad de financiamiento es relativamente nueva, se trara de el recurso de plataformas online de financiacion colaborativas.

¿En qué consiste el crowdlending?

Es como una “comunidad” de personas comunes las cueles disponen de una pequeña suma de dinero para invertir, lo que hacen es prestarla para diferentes proyectos, y a cambio obtienen algún tipo de interés superior. Es una modalidad de inversión con mejor rentabilidad para la persona que tiene el dinero para invertir.

La función de estas plataformas es: realizan un estudio de los distintos casos, establecen un tipo de interés con respecto al riesgo, y se abre la financiación para todos los participantes. Por ejemplo, si una persona que está necesitando un crédito de 30.000 euros para abrir su negocio, 

Se reparte la inversión entre distintos préstamos, lo que hacen los inversores, se reparten la posibilidad de un imago, de esta manera las personas que están necesitando un crédito logran obtenerlo.

¿Requisitos de las plataformas de crowdlending?

Esta opción de préstamos en plataformas de Crowdlending tienen la ventaja de que los requisitos son menos que en los bancos tradicionales o en una financiera privada. Esto se debe a que ellos no van a poner en riesgo su propio dinero. Muchas veces suelen hacer clasificaciones de proyectos con diferentes niveles riesgos.

  • Puedes verificar si estas en algún fichero de morosos.
  • Verifican los riesgos de tu negocio.
  • Cada plataforma trabaja distinto a otra, entonces puede que te pidan mas garantías, pero generalmente son más flexibles que los bancos.
  • Los intereses del préstamo para tu negocio suelen ser más llamativos.

¿Cuánto dinero puedes pedir con crowdlending?

No hay un monto establecido para un préstamo en una plataforma de crowdlending, ya que el préstamo se da a base de cada proyecto que es analizado previamente y también puede depender de las políticas del portal donde se solicite.

Hoy en día hay varias alternativas en donde puedes conseguir un préstamo para abrir tu negocio. Es cuestión de buscar, analizar y sobre todo comprar las distintas opciones que hay en el mercado y no quedarse con la primera opción o la clásica. 

Comparte este articulo

Deja un comentario