¿Qué es y cómo funciona el Crowdfunding?

En caso de que te estés preguntando qué es el crowdfunding, y cómo hacerlo funcionar, has llegado al artículo correcto. Te contaremos desde su origen hasta las fases que se deben cumplir para llevar a cabo un proyecto.

Aparte, te mencionaremos un par de ejemplos que marcaron la historia, y el secreto que hace este tipo de proyectos exitoso.

¿Qué es el crowdfunding?

Cuando hablamos de crowdfunding, que es lo mismo que decir micromecenazgo en castellano, estamos haciendo referencia a la red de financiación colectiva que, con normalidad, se lleva en línea, mediante donaciones económicas o de cualquier otro tipo dentro del marco legal.

Las intenciones de estas acciones se llevan a cabo para así poder financiar un determinado proyecto, el cual será propuesto por las personas interesadas en optar por el beneficio, y todo ocurrirá a cabio de recompensas, con participaciones de forma altruista (es decir, de una manera desinteresada por los otros).

cómo funciona el Crowdfunding

Los proyectos en los cuales es empleado el crowdfunding como una fuente de financiación son muy variados, por lo que los límites son muy amplios, entre estos tenemos con regularidad a los siguientes:

  1. Proyectos musicales o artísticos (es decir, el conseguir dinero para hacer una película o corto, ayudar a un cantante o banda a realizar su disco, entre otros).
  2. Campañas políticas.
  3. Financiación de deudas.
  4. Nacimiento de empresas.
  5. Creación de escuelas.

Y así de esta manera se puede usar esta red de financiación colectiva para promover un interés en común y que, poco a poco, se pueda llevar un proyecto desde los planos hasta la realidad.

¿Cuál es el origen del crowdfunding?

Si queremos buscar el origen del crowdfunding debemos mantener en mente netamente las donaciones, y pensar en un momento en la historia donde estas acciones hayan marcado el inicio de algo.

Por ejemplo, para la mayoría de especialistas la primera acción de micromecenazgo del mundo se llevó a cabo no hace mucho, en el año 1997, cuando un grupo de rock británico, conocido como Marillon, llevó a cabo la campaña de crowdfunding con la intención de poder pagar su gira por los Estados Unidos de América.

Sin embargo, este es un punto en la historia que choca un poco con una acción muy parecida que se llevó a cabo en España a casi una década antes que sucedió en Inglaterra, y esto nos lleva a evaluar otro posible origen del micromecenazgo.

En este caso nos estaremos situando justo en el año 1989, en donde el grupo musical de nombre Extremoduro hizo una campaña de lo que hoy conocemos como crowdfunding con la intención de obtener los recursos que les eran necesarios para poder financiar su primer disco, cosa que se pudo con las donaciones de terceros.

A partir de esos dos momentos en la historia se puede decir que el micromecenazgo estuvo muy presente especialmente en los proyectos de Open Source, en donde aún es bien recibido por los seguidores de este tipo de planificación promovida por parte de los desarrolladores.

¿Cómo funciona el crowdfunding?

Ahora que sabes bien qué es, te explicaremos cómo funciona el crowdfunding. Debes saber que en algunos casos dependerá del tipo de micromecenazgo que estemos llevando a cabo, y es que este es un detalle que definirá ciertos aspectos de la financiación que se espera recibir.

Sin embargo, las fases principales que podemos nombrar para definir el funcionamiento del micromecenazgo son los siguientes:

  1. El emprendedor envía el proyecto

En este punto la persona, o la empresa, que espera beneficiarse de este método de recaudación tiene que tener bien en claro cuál es su proyecto, y pasar a enviarlo a una plataforma de crowdfunding.

En la gran mayoría de los casos estas plataformas son en línea, ya que son los mejores sitios para ser candidatos de una financiación. Con la intención de que los usuarios puedan valorar apoyar su proyecto tendrá que incluir información tal como:

  • Una breve descripción de para qué está haciendo la financiación.
  • La cantidad exacta de dinero que necesita.
  • El tiempo que estima para poder recaudar esa cantidad de dinero.
  • El tipo de crowdfunding que ha elegido.

Y de ahí en adelante cualquier otra información que deba aportar a la plataforma dependerá netamente del sistema, y los requisitos, para postear la campaña.

  • Valoración del proyecto

Este es el punto en el cual se deja todo a la decisión de los usuarios. Ya se ha cumplido con la parte de armar una campaña de financiamiento atractiva, por lo que ahora será ellos como comunidad, o plataforma, que decidan si tienen interés en compartir tu proyecto, o no.

  • Publicación del proyecto

Una vez que el proyecto de financiamiento que hayas armado se apruebe por parte de la comunidad, o plataforma, estará listo para ser publicado. Este lo hará por el tiempo que has indicado como límite para recaudar el dinero.

  • Aproximación al máximo

Esto es algo que irá en tiempo real mientras el proyecto se encuentre disponible para ser financiado por los contribuyentes que le interesen. Tanto ellos, como tú, podrán mirar en tiempo real cómo cada vez más se aproxima hacia el monto.

  • Cierre del proyecto

Como en todo proceso, el funcionamiento del crowdfunding se acaba en el momento el cual el plazo establecido para la recaudación ha llegado a su fecha límite. Este será el momento en el cual se pasa a comprobar la cantidad de financiación que se ha obtenido.

¡No todos los proyectos corren con la misma suerte!

La amarga realidad del crowdfunding es que no es una técnica que le asegura el éxito a todos los proyectos, ya que son muy pocos los que logran captar un gran interés por partes de las masas como para llegar a la meta.

Por lo general, este tipo de proyectos también viene acompañado con grandes estrategias de marketing para ayudar a los posibles contribuyentes a conocer de la causa. Por lo que, sí, es un gran trabajo. Pero, cuando se hace bien, sin duda alguna se ven los frutos.

Comparte este articulo

Deja un comentario